Patxi, a través de Chus…

Celebraciones pensadas e improvisadas, llenas de gente de siempre, de sonrisas y miradas de las de antes, de las cómplices, de las que llenan vacíos y mezclan generaciones que se aprenden, que se cuidan, de las que hay que compartir al menos de vez en cuando para saber que formas parte de algo importante.